martes, 1 de mayo de 2018

Charlie Gerbaldo, inmortalizador de historias

Nacido en Rafaela, Provincia de Santa Fe, Argentina, participa desde hace años en el área teatral y audiovisual en los roles de actor, director y pedagogo en diversos lugares del país y de ciudades de Latinoamérica. Ejerció y participa actualmente en instituciones como Teatro Ciego realizando la técnica teatral en plena oscuridad como actor, director y pedagogo. Es miembro activo de la ONG de cine independiente del Cluster Audiovisual PBA fundada por José Campusano donde participó en la primera ficción de Realidad Virtual. Actualmente escribió, dirige junto a Javier Rosón y protagoniza con Alexandra Geoffroy su obra “El secreto libre” (martes a las 21h., en el teatro El Tinglado), donde cuenta una historia real de amor sucedida en plena Dictadura Militar. 

¿Cómo llegaste a conocer la historia de “El secreto libre” y qué te llamó la atención para hacerla, primero en libro y segundo como obra de teatro?
La Historia llega a mí a través de una amiga, Patricia Traba, que estudiaba teatro conmigo en el I.P.A. (Instituto Provincial de Artes de la Provincia de Santa Fe) cuando yo tenía 17 años. Un día, al no tener clases nos reunimos a compartir unos mates junto a otros compañeros. Hablando de historias de amor, ella, Patricia Traba nos cuenta, nos relata la historia de amor entre un hombre y una mujer que se conocen a través de los tubos de los baños durante la dictadura militar de Argentina. Lo que me llamó la atención justamente el corazón de la historia, en sí la historia de amor que logra sobrevivir a pesar de toda la oscuridad del entorno. Y realizar la obra de teatro fue siempre un gran desafío representando y encarnando al personaje de Roberto y su relación con Marta. De esta forma creía y actualmente pienso que es la forma en la cual pueda acercarme a las vivencias de los verdaderos protagonistas.

¿Qué podés contar de la obra “El secreto libre” y de los personajes de Marta y Roberto?
Que a través de esta historia de amor, se refleja metafísicamente hablando, el claro triunfo de la energía y del amor, sobre la materia. Desde la historia en sí y desde mi forma ideológica de analizar y pensar creo que “El Secreto Libre” afirma que ninguna clase de violencia podrá con el sentimiento más profundo de afectividad del Ser Humano, o sea nada podrá matar ni borrar la profundidad del Amor. Con respecto a Marta y Roberto son el exponente máximo de vínculo de amor más allá de lo físico.

¿Notada tu sólida experiencia en teatro, tanto como director y asistente de director, qué encontraste en la dupla Gerbaldo- Rosón, para dirigir tu nueva obra?
Simple, la afectividad y la sensibilidad de nuestro vinculo de amistad. La amistad que también es una forma de expresión del amor.

¿Qué es lo mejor y peor de participar en una obra de teatro independiente?
Lo mejor es la pasión que hoy siente por lo que hace… Esa pasión me da y nos da la libertad de hacer y decir lo que uno realmente siente y piensa.  Lo más difícil en el gran esfuerzo  través de tiempo y con mucho tiempo que le tiene que dedicar a cada punto de la puesta para lograr concretar y plasmar algo de todo lo que uno se imagina. Y luego esperar que el público se acerque al teatro.

¿Vivís del teatro o tenés alguna actividad paralela?
Vivo de varias acciones de roles artísticos, como actor, director, pedagogo, productor tanto en el orden teatral como en el orden audiovisual, por lo general siempre prefiero desde la autogestión.

¿Qué te acercó al teatro y qué nos podés contar de tu adolescencia que esté vinculada a la actuación?
Podría decir que sinceramente lo que me acerco al teatro fue la posibilidad de vincularme mejor con el otro y a partir de ahí me di cuenta que podía contar diversas historias.

¿Quiénes fueron tus influencias y las siguen siendo?
A nivel nacional, Miguel Ángel Sola por su actuación artística visceral, Ricardo Darín por su dedicación interrumpida en la actuación. A nivel internacional, Gary Oldman y John Malkovich. A nivel teatral, mi referente máximo fue el maestro y teórico Raúl Serrano.

¿Qué podés contarnos de tu experiencia en el Teatro Ciego?
Mi experiencia en Teatro Ciego fue siempre muy intensa sin dejar nunca que sea un juego muy atractivo e interesante para las puestas escénicas, además invitar a todo el público a compartir una experiencia cercana a la problemática de la ceguera. Teatro Ciego también fue una gran posibilidad de incluir esta problemática para interaccionar el mundo ciego.

¿Cuáles son tus sueños dentro de teatro?
Hacer una gira por todo el país y por Latinoamérica pero no en las grandes ciudades sino por las pequeñas ciudades y pueblos, esos lugares que realmente carecen de posibilidades de encontrarse con la comunicó de teatro. 

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff




2 comentarios: