martes, 8 de noviembre de 2016

Dante Iemma, el hombre entre tanta sufridera

Actor de teatro independiente, Dante Iemma actualmente brilla en la obra “La sufridera” (viernes a las 23:30hs., en el teatro Del Artefacto, Sarandí 760). Profesor de teatro, participó de más de una docena de obras en los últimos años. Hablamos con él.

¿Cómo surgió tu pasión por el teatro?
Desde muy chico tuve la pasión de ser artista. En un principio el amor más grande era el cine. Me pasaba horas proyectando viejas películas y cuando podía filmaba y hacía pequeños documentales familiares. Pensá que en la década de los 70 u 80 no existía la facilidad como ahora de la filmación. Luego por los costos que representaba hacer cine aunque sea amateur, decidí probar con la actuación y ahí me quedé fasheado. Igualmente mis padres fueron actores en su juventud, eso seguramente influyó también.

¿A quién recordás por aquellos años?
Yo me formé en los años 80 y mis referentes fueron Dustin Hoffman y Robert de Niro. Hoy en día no sabría decirte. Cuando veo teatro y salgo conmovido, esos actores, sean quienes sean, influyen en mí.

¿Se puede vivir del teatro?
Puedo vivir. Sí, puedo hacerlo, por lo menos del arte en general. Cuando no es una obra de teatro, es algún trabajo artístico paralelo que me permite volar e imaginar. Trabajo también  en un Centro Cultural como docente de teatro y tengo también mis alumnos particulares. Además doy clases de dibujo y pintura.

En Alternativa Teatral figura como tu primera obra “El vértigo”. ¿Qué recordás de aquella experiencia?
Bueno, “El vértigo” fue una obra que ame que se hizo en el año 2006 pero en realidad yo debuté teatralmente en el año 1981 con “El desatino” de Griselda Gambaro y en 1983 profesionalmente con mi primera crítica en Clarín con la obra llamada “Al violador” de Osvaldo Dragún. Pasa que alternativa no existía y yo no actualicé datos.

¿Cómo llegaste a la órbita teatral de Ariel Osiris, quien te dirige en “La sufridera”?
Con mi querido director y amigo Ariel Osiris nos conocimos hace muchos años, unos 25 aproximadamente. Trabajamos juntos muchísimas veces como actores, compartiendo festivales y giras teatrales. Él me convocó esta vez para dirigirme y no dudé un segundo. Su talento me hace sentir seguro del trabajo.

¿Qué podés contar de “La sufridera”?
“La sufridera” es una obra que habla del amor y sus distintas y absurdas formas de amar. Seis mujeres y un hombre, todos sufriendo por la pérdida del mismo amor, Homero. Todo se juega en un tono absurdo e hilarante para el espectador.

Tu personaje es el de René…
René, mi personaje, es un ser que se siente desvalido, maltratado por la sociedad, no valorado, hipocondríaco y suicida. Encuentra en Homero el gran salvador, ya que impide René llegue siempre a su cometido. En uno de sus momentos dice “yo me quería tirar por el balcón y él me sostenía de la cintura, yo me acostaba en la mitad de la calle y él desviaba el transito...”. Y así enumera un sin fin de hechos.

¿Cómo viene tu 2016 y qué otros proyectos tenés en mente para el 2017?
Este año ya se termina y con muchos logros interesantes, entre ellos “La sufridera” y a la espera seguramente para el año que viene del estreno de mi primer largometraje como actor, una ópera prima, que creo, va a dar que hablar. En cuanto a teatro con muchas ganas de volver a dirigir, veremos que nos depara el 2017.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff





No hay comentarios:

Publicar un comentario