viernes, 25 de noviembre de 2016

Diego Bustos, rockero y compositor de teatro.

Junto a sus laderos Aluck y Ariel Boiola, Diego Bustos continúa haciéndose un lugar en el mundo de la música teatral. En esta ocasión, compone la banda de sonido de la obra “La gran manzana”.

¿Qué te llevó a que te dediques al música?
Desde muy chico tuve una fascinación muy grande por el piano. Mi viejo escuchaba mucho al gran Hernán Figueroa Reyes; mi vieja, en cambio, música clásica como Tchaikovsky, Vivaldi y Schubert. Me acuerdo que un par de veces después de ir a unas clases de piano (sin instrumento) mi hermano me regaló una celesta (un pequeño piano de dos octavas que suena como un xilófono) la cual aún conservo y en ella probaba todo lo que había escuchado en esos tiempos. Con el tiempo fue reemplazada por mi primer teclado (un viejo y querido Casio).

¿Y una vez como músico, qué hizo que te inclinaras por la música teatral?
Mi mejor amiga y casi hermana Áluck. Un día, por el año 2008, ella tenía un casting en el Teatro “El Vitral” para hacer una obra infantil. Se presentó y quedó. Le dijeron que necesitaban un músico y me propuso. Lo bueno fue que en ese momento tuve que probarme cuánta capacidad compositiva tenía. ¡Fue una gran experiencia!

¿Quiénes fueron los artistas que más influyeron en tus inicios? Y siguen influyendo.
Sui Generis, The Beatles, Queen, Deep Purple y la música clásica que escuchaba en aquel entonces.

¿Qué otra actividad paralela tenés?
Por el momento trabajo en una fiambrería y también doy clases particulares de música.

¿Qué recordás de tu primera obra “Caperucita roja y el Lobo Mimoso”?
Me acuerdo que en el 2008 me reuní con la directora. Me entregó el texto de las canciones y me dijo: “hacé lo que quieras”. Entonces traté de imaginar lo que a cada personaje le podía quedar musicalmente y jugué un rato… Un gran resultado.

¿Tenés tu propia banda de música o solo hace música para obras de teatro?
Tengo mi propio proyecto: la banda “S.P.A.M.” (Sonidos para asustar al mundo) y otra gran banda de Hard Rock de nombre “Espíritu Salvaje”. En el caso de “S.P.A.M.” era un proyecto de hacer canciones propias con amigos, por el simple hecho de disfrutar, con influencia de The Beatles, Queen y Deep Purple, que se fue puliendo con el tiempo. Un día decidimos tocar en el Parque Centenario, allá en el 2012 y de ahí no paramos de evolucionar.

¿Qué podés contar de “La gran manzana” y su música?
“La gran manzana” es una obra muy compleja. Divertida pero también muy oscura. Su música debió ser pensada de la misma manera. Pensar en esa complejidad no fue nada fácil, aún así valió la pena el desafío. ¡¡¡Muy disfrutable!!!

¿Qué otros proyectos tenés en mente para el 2017?
En el año 2017 voy a seguir a full con las bandas. En el caso de Compañía Teatro Interactivo vuelve “La gran manzana” al igual que los infantiles, así que prepárense que habrá sorpresas.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff





No hay comentarios:

Publicar un comentario