jueves, 5 de febrero de 2015

Pablo Angeli, la consagración de un humorista.



Pablo Angeli inició sus estudios en actuación en 1998 en el Centro Cultural San Martin con la actriz y docente Yoyana Polanco, realizando su primer trabajo en la obra “Chau Mr. Iks”. En 1999, comienza estudios de improvisación Teatral con el actor pionero en el género Mosquito Sancineto, quien para principios del 2000 lo convoca para ser parte del elenco del espectáculo Match de Improvisación con el que estará cinco años en la compañía realizando temporadas en nuestra ciudad porteña en la calle Corrientes y temporadas de verano en el teatro Auditorium de Mar del Plata. En paralelo con su actividad en la improvisación, perfecciona su técnica tomando seminarios de Pantomima con Pablo Bonta e improvisación dramática con Pompeyo Audivert. Tras muchos años y diversas obras teatrales, hoy brilla en The Cavern Club, con sus obras “Improvisa que da miedo”, “Suegra”, “Convivencia” y  “Solteras, separadas y viudas”.

¿“Sobre qué trata “Solteras, separadas y viudas”?  
Venía haciendo shows que hablaban de la pareja, de los padres de la pareja, por la suegra; pero no trataba ese grupo de gente que quizás vive buscando el amor que no llega, que se separa y el lio que tiene por ello y tampoco de la gente que queda sola por viudez. En síntesis, es un show que habla de la soledad y de la paranoias que la soledad lleva consigo. Bueno este show habla de cuando estas solo. Solo en el sentido “sin un amor”. Claro que todo en clave de humor. Todos alguna vez pasamos del estado acompañados, al estado solos y después otra vez acompañados y así el looping.

¿Cómo llegás a componer semejantes personajes?
Fue muy gracioso porque el disparador fue una amiga que vive siendo la amante eterna de un tipo que solo lo ve los martes.  El resto de la semana gira en torno a ese dia; y visto del lado cómico, es muy divertido lo que hace y dice.

Continuás con “Suegra” y “Convivencia”. ¿Cómo hacés para tener tantos personajes en tu cabeza y seguir creando?
Yo soy de esos actores que utilizan la esquizofrenia (en el buen sentido) para meterme en muchas personas.  En diferentes psicologías. Cuando observo o conozco a alguien no puedo evitar hacerle un scaner de su personalidad; lo hago inconscientemente. Luego características de esa persona me surgen para hacer una nueva criatura (personaje).

Sos el creador de la obra “Improvisa que da miedo”… ¿cómo es improvisar mezclando el terror y por qué creés que es única en su género?
Descubrí que la única manera de matar el pánico y el terror es riéndose de ellos. No solo en una película, sino en situaciones de vida donde nos invade el terror. Lo primero que hago es hacer un chiste de eso y hago que el miedo se empiece a disipar, comienza a perder status y se va. Bueno, “Improvisa que da Miedo” es eso. Reírse  del terror. Burlarse de la oscuridad.

¿Cumplís 15 años con el humor… qué podés contarnos y qué cambió de tus inicios a hoy?
Fue un camino hermoso. En los comienzos yo era un actor más bajo las órdenes de directores. Algunos me amaban, otros... no. Tuve que saber manejar mi histrionismo porque a veces avasallaba al compañero. Luego aprendí, pero me hice solista al toque. Y empecé a ser más libre que nunca en un escenario. Haciendo lo que se me cantaba. Y el niño que llevaba adentro terminó de salir a jugar. Hoy en dia el escenario es uno de los lugares de mayor libertad de mi vida.

Vas a hacer dos funciones en Miami de “Improvisa que da miedo”. ¿Cómo llegó la propuesta y que te genera tales presentaciones?
Haces unos años un actor cómico de Venezuela vino a estudiar conmigo a la Argentina. Resultó que actuaba en Miami y el año pasado me dijo: “Hablé de vos en Miami. Tienes que ir allí. Te quieren dar una oportunidad”. Me alegró pero lo tomé como algo que se dice. Y a principios de diciembre pasado se comunicaron del Teatro Trail de la calle 8 para proponerme actuar allí en marzo.  Lo pensé 0,00000000001 segundos y dije: “Si!!!!”. Va a ser una de las cosas más importantes de mi carrera. Tocar suelo americano con mi humor. ¡Allá vamos!

¿Cómo viene el 2015 para Pablo Angeli?
¡Genial!. Va a ser un año bisagra para mí. El desembarco en Estados Unidos, mis 15 años de humor con una función especial para más de 400 personas en la sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza y por supuesto mis shows en cartel en la sala The Cavern Club que es como mi segunda casa.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff












No hay comentarios:

Publicar un comentario