miércoles, 29 de octubre de 2014

Virginia Lombardo, directora de culto.

Virginia Lombardo nace en Buenos Aires, donde actualmente reside. Cursó estudios en el conservatorio Nacional de Arte Dramático y con distintos maestros: actuación, canto, danza, acrobacia y dirección. En cine hizo varios cortometrajes y largos como "Leopoldo Arregui", "No place to hide", "Frontera sur" y “Otra esperanza", entre otros. Como actriz, en teatro ha realizado títulos como "Juegos a la hora de la siesta", "Tratala con cariño", "Hamlet", "Azul profundo" (nominación premios ACE), "Volpone" y "El dragón de fuego", entre muchas otras.  Mientras en televisión ha trabajado en "El garante", "Vulnerables", "La condena de Gabriel Doyle", "Unidad 9", "Guita fácil" y "Maltratadas. Actualmente dirige el grupo de teatro de la Facultad de Psicología, mientras dirige con total éxito la obra “Y a otra cosa mariposa” en el Taller del Ángel, todos los viernes a las 21hs.

-¿Por qué la obra de Susana Torres Molina “Y a otra cosa mariposa” y por qué presentarla con actrices, o era la propuesta de su autora?
El material me lo propuso Lucia Steinberg, una de las actrices, lo leí y enseguida me interesó explorarlo y realizarlo. Y sí, la idea de que sea representado por actrices es de la autora y transcribo sus palabras de la colección teatro vivo editada en 2008: “con el fin de lograr el efecto de distanciamiento y extrañeza buscados y evitar caer en la imitación realista del mundo de lo masculino, la obra fue pensada y escrita para ser interpretada por cuatro actrices. Al ser mujeres las que encarnan las situaciones machistas, lo “habitual”,  lo “naturalizado” culturalmente deja de serlo.  Surge la distorsión, la desmesura. La intención dramatúrgica es producir nuevos sentidos en lo trillado y agitar la mirada domesticada”.

-¿“Sobre qué trata “Y a otra cosa Mariposa”?
-"Y a otra cosa mariposa" es la historia de cuatro argentinos varones, desde los 10 a los 70 años. Estos amigos del barrio comienzan jugando en la vereda de niños,  se enamoran en un bar en la adolescencia, despiden de soltero  a uno de ellos en un boliche a los 30, se reencuentran en un bulín  esperando pendejas a los 40 y terminan  el relato  en la plaza con achaques. La propuesta de la autora de que los cuatro varones en cuestión sean interpretados por actrices torna la historia disparatada y jocosa. Por nuestra parte el desafío que conlleva esta propuesta es uno de los ingredientes predominantes en esta aventura. Indagar el mundo masculino, meternos en su imaginario, transitar sus miedos, sus dudas, sus lógicas nos acerca más a ellos y el trabajo se torna más disfrutable e interesante.

-¿Un grupo de trabajo integrado por todas mujeres?
-En este caso, las cuatro actrices estudiaron teatro conmigo en distintas épocas de sus vidas. Me encanta dirigir a alumnos o ex alumnos pues hablamos el mismo idioma expresivo y nuestros ensayos se tornan interesantes y productivos. La propuesta para los actores es no solo la artística: realizar un producto creativo, de nivel y que interese a los espectadores;  sino también productiva: ellas se erigen en productoras, generadoras del “proyecto personal” que define al espectáculo.

-¿Cómo se maneja las vanidades de los actores en el teatro independiente donde todo cuesta un poco más?
-Por suerte las vanidades se dejan afuera de los proyectos artísticos, desde el inicio insisto en que “necesitamos del otro para actuar”. Trabajamos para armar “grupo” dejamos de lado las individualidades y alimentamos la “banda”,  el “equipo” técnico-actoral  y lo logramos.

-Tenés otra obra que se llama “Juegos a la hora de la siesta”, también protagonizada por todas mujeres… ¿Preferís trabajar con mujeres?
-En el caso de “Juegos…”  concreté la vieja idea de tratar el tema “Bullying” desde el aspecto femenino y con este grupo lo logramos. Tenemos funciones en el teatro Buenas Artes Social Club y vamos por la tercera temporada. Tengo en cartel “El diván” interpretado por el elenco Psi,  grupo de teatro de la facultad de psicología, donde los actores son hombres y mujeres y estoy por estrenar “Los locos de Valencia” de Lope de Vega, con un grupo de actores y actrices en el marco de un taller de montaje de la escuela de teatro que coordino.  Me gusta trabajar con buenos actores y actrices que amen lo que hacen y que estén dispuestos a crear.

-¿Cómo es Virginia Lombardo como directora?
-Me encanta dirigir, lo más importante en el teatro son los actores así que en la primera etapa fomento la creatividad y tomo todo lo que dan y sirve, o induzco a que sus talentos vayan armando el relato con total libertad. Soy permisiva y generalmente logro sacar lo mejor de cada uno. Cuando se acerca el final del trabajo y hay que definir, concretar y estrenar: abro el paraguas, digo que soy Ariana y me rige Marte y me pongo obsesiva y drástica para que la historia se narre de manera interesante para el espectador, cuidando la musicalidad de los textos y el tempo-ritmo de la situación.

-¿Cómo viene tu 2015 dentro del teatro?
-Viene muy bien, abrimos  una sucursal en Palermo de la escuela de teatro Alicia Zanca, que coordino y dirijo junto a Gustavo Garzón.  Con el elenco Psi tenemos un nuevo proyecto a estrenarse sobre un trabajo de investigación sobre “mito y chiste”, además de continuar con las funciones de “El diván”. Repondremos “Y a otra cosa mariposa”, “Los locos de Valencia” y “Ana por la ventana” que está de gira por Ecuador y Colombia. Estrenaré una obra que estoy ensayando “Damas” de Adriana Allende. Estrenaré “Propietarias del universo” de Mercedes Farriols, cuatro monólogos deliciosos y comiquísimos con Verónica Piaggio, Malena Sánchez y Natalia señoriales.  Tengo tres proyectos propuestos pero aún no definidas fechas. Voy a hacer la co-regie de “Don Giovanni” de Mozart, junto a Susana Yasán y César Tello que ya estamos ensayando y se estrenará en marzo en Luz y fuerza. Y espero actuar, como siempre, que me alegra la vida y alimenta mi espíritu de manera incomparable con cualquier otro rubro dentro de la ficción.

“Y a otra cosa mariposa” se presenta todos los viernes a las 21hs., en el Taller del Ángel, Mario Bravo 1239, Palermo, C.A.B.A. – Argentina. Reservas: 4963-1571. Costo entrada $100.

“Juegos a la hora de la siesta” se presenta por última vez este sábado 1 de noviembre a las 23hs., en  Teatro Buenas Artes Social Club, Guatemala 4484, C.A.B.A. – Argentina. Reservas: 3531-2193. Costo entrada: $80.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff








No hay comentarios:

Publicar un comentario